LLEGADA DEL VINO A CHILE

Tal como en el resto de Iberoamérica, antes de la conquista Española existían bebidas fermentadas de semillas, frutas y tubérculos, a las cuales se les llaman “chichas”. Dependiendo de los territorios y las estaciones del año, podían elaborarse de maíz, quínoa, incluso frutilla. Las cuales eran empleadas como alimento y medicina.


La cultura Española en América, introduce la dieta mediterránea que incluía el olivo, trigo y por supuesto, el vino. Los Españoles que llegaron a colonizar, traían consigo estas costumbres, y replicaron aquí la producción, acceso y consumo de estos alimentos.

Los colones trataron de mantener una buena calidad de vida en estas tierras lejanas, por lo que también trajeron a sus animales, que para ese entonces aquí no habían (vacunos, porcinos, ovinos, entre otros).


Durante el Chile tradicional, es decir, antes del periodo de la industrialización, toda la producción de vino era elaborada de manera artesanal, donde no existía ni el alambrado ni la maquinaria. Entre el 1.550 y 1.850 surge el paisaje vitivinícola por todo el país, construido por los propios viticultores.


Así, rápidamente Chile se convierte en el país con mayor desarrollo vitivinícola de la época, generando las condiciones para una temprana organización institucional, a través de la constitución de 1.833.


Todo este paisaje, tenía como telón de fondo, la impetuosa Cordillera de los Andes, las casas de los viticultores estaban al lado de las bodegas, ambas construidas con tierra cruda o adobe como material de construcción, mientras que los techos se cubrían con tejas y paja.



La variedad de uva más plantada era la cepa país, en el periodo de Pedro de Valdivia, luego se da a conocer la moscatel de Alejandría, mollar y torontel. Las variedades de uvas más conocidas hoy en día son de origen Francés, y fueron introducidas a mediados del siglo XIX.


El vino se hizo indiscutiblemente parte de la vida cotidiana y era incluido entre los alimentos, junto al pan y la carne. El vino se consumía regularmente durante las faenas e incluso formaba parte del salario de los trabajadores.

El periodo de gran expansión sobrevino hacia fines del siglo XIX, alentado por tres factores principales:


  • El aumento de la población, asociado a la prosperidad económica y la inmigración masiva.

  • La revolución de los transportes, con la fuerte expansión de ferrocarriles y barcos a vapor.

  • La devastadora acción de la plaga de filoxera en los viñedos de Europa.


La oportunidad fue aprovechada por la burguesía chilena, que orientó sus capitales a la vitivinicultura.


En estas condiciones, la burguesía chilena comenzó a invertir en el mundo de la vid y el vino, dando origen a viñas y bodegas vigentes hasta hoy en día. Algunos de estos reconocidos personajes son:


  • Melchor Concha y Toro

  • Manuel Antonio Tocornal

  • Luis Cousiño invirtió parte de sus capitales en Viña Cousiño Macul.

  • Maximiliano Errázuriz.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo